LUCA TURILLI'S RHASPODY - A New Adventure Begins with Luca Turilli (2012)

IRON MASK

Thursday, July 24, 2008

HELLOWEEN (Ger) - Biografía

MELODIC / HEAVY POWER METAL

Helloween es un grupo alemán de Heavy Metal/Power Metal, originarios de Hamburgo, fundada a principios de los 80.

En 1985 Helloween grabó su primer álbum, un mini-LP autotitulado que contenía 5 temas. El mini-LP tuvo muchísimo éxito, y durante este mismo año, el entonces cuarteto grabó y lanzó su primer álbum, titulado "Walls of Jericho". Sin embargo, durante el siguiente tour, llegó a ser obvio que Hansen tenía dificultades para cantar y tocar la guitarra al mismo tiempo. La última aparición de Kai como cantante principal de la banda fue en 1986 con el single "Judas", que contenía la canción del mismo nombre y algunos temas en directo. Tras la dificultad de Hansen para tocar la guitarra y cantar a la vez, además de sus constantes problemas con su voz, surgió la idea de incluir a un quinto integrante. Entonces, Helloween empezó a buscar un nuevo cantante. Su primera opción era reclutar a Ralf Scheepers del grupo "Tyran Pace", sin embargo, ante su negativa, la banda terminó por reclutar a un joven de 18 años de una pequeña banda local conocida como "III Prophecy", Michael Kiske.

Alineación clásica: La saga de los Keeper
Con el nuevo y joven cantante de 18 años, una mezcla entre el fraseo expresivo y enfático de Dio, el timbre y calidad de un Robert Plant, mas la evidente influencia de Bruce Dickinson [cita requerida], grabaron su siguiente álbum, la primera parte del que seria considerado uno de los registros más importante del power metal y el epic metal de la historia del metal: Keeper Of The Seven Keys Part 1 en 1987. En este disco se rescata la experiencia metalera de los dos álbumes anteriores, además de contener el sonido melódico y épico que aportaba la extraordinaria voz de Michael Kiske y donde Kai Hansen pudo concentrarse exclusivamente en la composición, arreglos y ejecución de la guitarra junto a Michael Weikath. Con este trabajo y sus presentaciones en vivo, Helloween rápidamente se convirtió en la banda de mayor éxito de Europa de aquél entonces, sabiendo conquistar a un amplio séquito de fans. Keeper Of The Seven Keys Part 1 es considerado uno de los mejores discos de Helloween y hasta cierto punto se le puede considerar que con este album nacio el Power Metal. Originalmente se planteo lanzar Keeper of the seven keys part I y II como un album doble pero la compañia de discos "sugirió" sacarlos por separado.

En 1988 Helloween grabó la segunda parte de su saga épica, Keeper Of The Seven Keys Part 2, el cual llegaría a ser la punta de lanza para los mercados internacionales. Este disco es considerado como uno de los pilares fundamentales en la escena del metal más melódico y experimental. Keeper 2 llegó inclusive a un mayor éxito que su antecesor, siendo el álbum más vendido de la historia del grupo, gracias a temas clásicos como "I Want Out" o "Eagle Fly Free", con el cual Helloween se dio a conocer en los Estados Unidos y el resto del mundo. "I Want Out" es una de las canciones estandartes de este disco, y que desde que arranca se sabe por default que se trata de una de las mejores canciones de la banda. Y como si fuera poco llega para cerrar Keeper Of The Seven Keys, otra de las mejores de todos los tiempos de la banda, una obra maestra de trece minutos de duración que inicia con acústica y que muestra en todo su esplendor el gran momento en el que se encontraba el grupo. Una pieza que sube y baja de intensidad, de velocidad y un coro exquisito, la canción que le da el nombre al album.

A pesar de su éxito, Keeper 2 trajo consigo una carga pesada para "la calabaza". El descontento creciente de Kai Hansen por las presiones y los arreglos contractuales con el sello Noise Records, además del nuevo sonido (más melódico y comercial) que estaba tomando la banda por aquel entonces, a contramano del deseo de Kiske y Weikath de experimentar aun más allá del las posibilidades del metal, llevo a Hansen a tomar la difícil decisión de abandonar la banda luego de la gira por Europa. Tras colaborar con Blind Guardian, toma la decisión junto al vocalista Ralf Scheppers de formar una nueva banda, más cerca al power metal, con el nombre de Gamma Ray.

Tras un receso de dos años y muchas especulaciones con respecto al futuro de la banda, Helloween decide continuar finalmente sin su ex-guitarrista, quien es sustituido por el destacado guitarrista del grupo Rampage, Roland Grapow, quien ya había acompañado a la banda durante la segunda parte de la gira del Keeper 2 por Estados Unidos. Con esta nueva alineación, y pese al enorme éxito que significó sus dos álbumes anteriores, Helloween continuaba debatiéndose entre sobrevivir y la disolución.

Kiske toma el control: el lado melódico del metal
Luego de cierta inestabilidad, Michael Kiske puso como condición de su permanencia en la banda el tomar parte activa en la composición de los temas para el que sería el próximo álbum junto a Helloween. El resultado sería un álbum mucho más melódico que los anteriores: Pink Bubbles Go Ape, matizado por algunos pasajes que recordaban el antiguo derrotero de la banda en la escena del metal. Pese al enfoque comercial del álbum, no tuvo el éxito esperado y comenzaron los problemas nuevamente con el sello discográfico y entre los mismos integrantes de la banda. Es así como Michael Weikath, decepcionado con el giro que había dado la banda, intenta reorganizar Helloween, invitando a los ensayos al vocalista de Pink Cream 69 Andi Deris quien declina la oferta ante la propuesta de reemplazar a Kiske.

En 1993, con la misma alineación del disco anterior, pero esta vez con influencias del pop, el jazz, el blues, y hasta el rock progresivo, lanzaron Chameleon. Este disco mostraba a la banda en una faceta más míscelánea y aun más alejada del metal que el ya comercial álbum anterior. Pese a su extraordinaria calidad y originalidad, este disco hizo que gran parte de sus fans, acostumbrados a un metal más pesado, los abandonaran. En el álbum se podían encontrar temas de gran originalidad y desarrollo musical como When The Sinner, Crazy Cat, Step Out Of Hell, entre otros, que iban más allá del tradicional sonido metalero de las bandas de la época, mezclando los ya tradicionales arreglos metaleros junto con una orquesta de cámara, anticipando en cierta medida el sonido sinfónico y progresivo de otras bandas herederas del trabajo de Helloween de la segunda mitad de la década del 90 como Rhapsody, Stratovarius o Sonata Arctica: un sonido fresco, atrevido, lleno de pasajes que oscilaban entre un agudo sentido del humor y autocrítica, una verdadera declaración de principios sobre las creencias más intimas de cada uno de sus integrantes.

Sin embargo, la gira promocional solo sirvió para agudizar los conflictos personales entre los integrantes de la banda, hasta que finalmente el baterista Ingo Schwichtenberg cayó gravemente enfermo, (debido a una declarada esquizofrenia complicada por una dependencia a las drogas duras durante los últimos años) lo cual hizo que Weikath, cansado de su falta de compromiso hacia la banda, lo expulsara de ésta a mitad del tour.

El escaso éxito del álbum y la gira sólo hizo aumentar aún más los problemas en la banda en particular entre el guitarrista Michael Weikath y el vocalista Michael Kiske los cuales terminaron por empujar fuera a este último de la banda. El ex-vocalista, ya decepcionado de la escena musical, lanza en 1996 un disco similar a sus últimos trabajos con Helloween, esta vez en colaboración con otros grandes de la escena del metal europeo como Kai Hansen y Adrian Smith. El disco resulta un manifiesto en contra del negocio musical de los grandes sellos discográficos, la indolencia frente a las necesidades de los demás ante nuestras propias narices y la idiotización de las masas producto de los medios de comunicación.

Weikath toma el control: La llegada de Andi Deris y el regreso al metal

Andi Deris en concierto
Los remanentes de Helloween, ya sin Hansen, ni Schwichtenberg, ni Kiske, volvieron con una nueva alineación en 1994 con la adición de un nuevo vocalista: el cantante Andi Deris, de Pink Cream 69, banda de rock alemana con una orientación más hacia el glam y el hard rock, amigo de Michael Weikath, quien ya había sido considerado por éste para reemplazar a Kiske dos años atrás, y el baterista Uli Kusch, de Gamma Ray. Pese a las pocas expectativas, tuvieron un relativo éxito con el lanzamiento de Master Of The Rings un disco con un rock más clásico y duro que combinaba los arreglos metaleros propios de Helloween, con un estilo ya experimentado por Deris en Pink Cream 69.

Es así como a partir del relativo éxito de este álbum, Helloween logra lanzar nuevamente con la ayuda de su ex-compañero Kai Hansen, The Time Of The Oath en 1996. Con un retorno a un sonido más oscuro, crudo y agresivo, más cercano al de sus primeros dos álbumes, supo cautivar a una nueva audiencia de seguidores. Este disco reposicionó a "la calabaza" como una de las bandas más importantes del metal en Europa, y tomar distancia de la era con Kiske. En palabras de Andi Deris, The Time Of The Oath hace referencias a las profecias de Nostradamus referentes a los años 1994 al 2000. Nostradamus creia en una tercera guerra mundial seguida de un milenio pacifico siempre y cuando se hicieran las elecciones correctas, el album refleja las oportunidades que tiene la humanidad. De este modo continuaron con una gira promocional y lanzando un doble en directo llamado High Live.

No obstante, la noticia del suicidio del ex-baterista Ingo Schwichtenberg, fue un golpe para la banda, los fans, y la gente relacionada con la banda. Debido a este acontecimiento, Weikath y compañía dedicaron su segundo disco, a quien los acompañó durante tantos años, como músico y amigo.

Helloween continúa grabando disco, a pesar de llevar más de 15 años sobre un escenario. Con una existencia dedicada a viajar y grabar discos continuamente, Helloween alcanzó algo realmente raro para las bandas de metal que llevaban más de una década de vida: comenzaron a mejorar. Ellos nunca se creyeron el éxito del disco "Keeper of the Seven Keys" con lo que siguen evolucionando, pasando de la energía juvenil de sus primeros álbumes a refinar el sonido para investigar en tierras más cercanas al rock progresivo, Better Than Raw es la prueba, y su mejor álbum de los 90'. Lanzado en 1998, con la sensual portada de una bruja en boundage entre las ya características calabazas, un disco con un metal oscuro, agresivo y de momentos ácido y hasta irónico, en el cual destacan temas como el pesado y estruendoso preludio de Push, el épico Falling Higher, y Lavdate Dominvm cantado en latín escolástico.

Luego llegó un álbum con versiones metaleras de clásicos del rock mundial, denominado Metal Jukebox, en 1999, el cual pasa sin pena ni gloria. Para ello escogen canciones de Scorpions, Jethro Tull, Beatles, Faith No More, y Cream, entre otros.

Despues del increible éxito de Better Than Raw, y de su exitosa gira con Iron Maiden, y ya con el sello germano Nuclear Blast, la banda comenzó a trabajar en su nuevo álbum, The Dark Ride. El nuevo disco de las calabazas favoritas del Metal vio la luz en el 2000, incluye todas las marcas de la casa, tan imitadas y nunca igualadas, de Helloween, que no decepsionó a sus fans. Junto con los productores Roy Z [Bruce Dickinson, Rob Halford] y Charlie Bauerfeind, consiguieron crear una obra que marcará la pauta a seguir por sus competidores. Aunque Better Than Raw, era sorprendentemente heavy, ahora han conseguido hacer su álbum más heavy y poderoso hasta la fecha.

Es importante resaltar que muchos de los temas han sido compuestos por miembros en solitario, no por la banda al completo. Así se cubren gran variedad de elementos estilísticos, ya que cada miembro de esta banda tiene su propio estilo de componer. Y aún así, The Dark Ride suena a Helloween por los cuatro costados. Se puede decir rotundamente que en este album no hay ningún tema de "relleno". Se destacan piezas como "Mr. Torture" e "If I could Fly", así como la que le da el nombre al album.

No obstante, tras la gira promocional de este último disco, Grapow y Kusch fueron expulsados de la banda debido a diferencias musicales con Weikath. En 2002, estos ex-miembros formaron la banda Masterplan, editando algunos de sus temas descartados para The Dark Ride, más nuevo material y la participación de Michael Kiske como cantante de sesión en Heroes.

Los reemplazos para ellos en Helloween han sido encontrados en el guitarrista Sascha Gerstner, de la banda Freedom Call, con una fugaz y casi simbólica aparición en la banda del ex-baterista de Thamaritz Stephan Schlüter, el baterista Mark Cross de Metalium, quien, supuestamente debido a una grave y extraña enfermedad (mononucleosis), fue prontamente reemplazado por Stefan Schwarzmann, antes batería de Accept entre otros grupos.

Reconciliación con el pasado

Michael Weikath.
Ya para este momento Helloween, en lo que a composición y arreglos se refiere, estaba reducido a Michael Weikath y Andi Deris. A principios del 2003 éste Helloween lanzó el álbum Rabbit Don't Come Easy. En este nuevo álbum resulta un vuelco en relación al álbum anterior, con un estilo menos oscuro, y al mismo tiempo más dinámico y enérgico, sabe introducir elementos más electrónicos combinados a un ya característico speed metal con reminiscencias al estilo ya desarrollado a finales de los ochenta y principios de los noventa. Destaca la aparición de un cover que aparece como bonus track, de un clásico de Queen: Sheer Heart Attack, un vertiginoso tema en el cual Weikath junto al resto de la banda hace un tributo a una de las bandas que más lo han influenciado en su concepción de la música rock.

A mediados de 2005 llega Keeper Of The Seven Keys - The Legacy, con el baterista Dani Löble en su formación. Un disco cuyo nombre intenta retrotraernos a los anteriores Keepers, pero que en realidad nos presenta un estilo más cercano a lo ya visto previamente en los últimos trabajos junto a Deris. Mucho se especuló sobre este nuevo disco ya que su título es un arma de doble filo y que podía llevarlos a hundirse en el pozo más profundo o volverlos a colocar en un lugar de privilegio. Esto debido a que Keeper Of The Seven Keys es un título que marcó toda una época no solo del grupo, sino también del metal mundial y Helloween tomó muchísimos riesgos con titularlo así. Otra situación interesante es el hecho de que este disco es doble, donde el grupo cumple con algo que quiso hacer en el primer Keeper, que fuera doble. También tenemos la oportunidad de escuchar las primeras composiciones de Sascha Gertsner para Helloween como lo son The Invisible Man, Pleasure Drone y Silent Rain, co-escrita con Andi Deris. Lastimosamente no pudieron hacer que este album estuviera a la altura de los primeros Keepers, el nombre les quedó demasiado grande. Para los fans no es un disco malo, es un disco bastante respetable y muy superior al Rabbit Don't Come Easy, aun así los seguidores de la gran calabaza pueden darse por satisfechos, no decepciona. Probablemente la estrategia era suscitar cierta expectación por una supuesta vuelta al viejo Helloween, pero el resultado final no contentó del todo a los fans, dividiéndolos nuevamente entre los partidarios del viejo Helloween con Michael Kiske, y los seguidores del nuevo con Andi Deris al frente. A pesar de las divisiones en el publico, este disco los puso en una nueva gira mundial que los llevo por tres continentes (America, Europa, Asia), lanzando el directo Live on 3 Continents, que contiene temas de los conciertos registrados en Sao Paulo, Sofia y Tokio.

En Octubre del 2007, la banda editó Gambling With The Devil. Con un estilo más cercano a Rabbit Don't Come Easy en lo musical, Michael Weikath acierta más que en cualquiera de los tres discos anteriores con arreglos instrumentales creativos y excelentemente ejecutados, recargados de virtuosismo y creatividad como se puede apreciar en The Saints combinados al estilo más propio de Andi Deris a modo de su anterior banda Pink Cream 69, como puede evidenciarse en el single As Long As I Fall.

Con Gambling With The Devil Helloween vuelve a tomar la senda correcta de su música, no alcanza el nivel de sus discos más afamados pero si una superación total con respecto a su anterior álbum, eso sí, al saber que no tienen que demostrarle nada a nadie les ha permitido jugar más con la velocidad y la potencia de los dobles bombos y los riffs directos y más agresivos.

A principios de 2008, en el marco del "Hellish Rock Tour", la banda giró junto a Gamma Ray (la agrupación que lidera el ex integrante de Helloween Kai Hansen) y Axxis, por toda Europa y America.

MIEMBROS DE LA BANDA:

Formación actual
Andi Deris, Vocalista (1994-presente)
Michael Weikath, Guitarra (comienzo-presente)
Sascha Gerstner, Guitarra (2002-presente)
Markus Grosskopf, Bajo (comienzo-presente)
Dani Löble, Batería (2005-presente)

Miembros anteriores
Kai Hansen, Vocalista (comienzo-1986), Guitarra (comienzo-1989)
Michael Kiske, Vocalista (1987-1993)
Roland Grapow, Guitarra (1988-2001)
Ingo Schwichtenberg, Batería (comienzo-1994)†
Uli Kusch, Batería (1994-2001)
Mark Cross, Batería (2001-2003)
Stefan Schwarzmann, Batería (2003-2005)

DISCOGRAFIA:

Estudio
Helloween (1985)
Walls of Jericho (1985)
Keeper Of The Seven Keys Part 1 (1987)
Keeper Of The Seven Keys Part 2 (1988)
Pink Bubbles Go Ape (1991)
Chameleon (1993)
Master Of The Rings (1994)
The Time Of The Oath (1996)
Better Than Raw (1998)
Metal Jukebox (1999)
The Dark Ride (2000)
Rabbit Don't Come Easy (2003)
Keeper Of The Seven Keys - The Legacy (2005)
Gambling With The Devil (2007)

Singles
Judas (1986)
Future World (1987)
Dr. Stein (1988)
I Want Out (1988)
Kids Of The Century (1991)
Number One (1991)
When The Sinner (1993)
Step Out Of Hell (1993)
Windmill (1993)
I Don't Wanna Cry No More (1993)
Mr. Ego (1994)
Where The Rain Grows (1994)
Perfect Gentleman (1994)
Sole Survivor (1994)
The Time Of The Oath (Single) (1996)
Power (1996)
Forever And One (1996)
Forever And One Live (1996)
I Can (1998)
Hey Lord (1998)
Lay All Your Love On Me (1999)
If I Could Fly (2000)
Mr. Torture (2000)
Just A Little Sign (2003)
Mrs God (2005)
Light The Universe (2006)
As Long As I Fall (2007)

Directos
Keepers Live (1989)
I Want Out Live (1989)
Live In The U.K. (1989)
High Live (1996)
The Legacy World Tour 2005/2006 - Live In Sao Paulo (2007)

Compilaciones
Helloween/Walls Of Jericho/Judas (1988)
Pumpkin Tracks (1989)
The Best, The Rest, The Rare (1991)
Keeper Of The Seven Keys Parts 1 & 2 (1993)
Pumpkin Box (1998)
Karaoke Remix Vol. 1 (1998)
Karaoke Remix Vol. 2 (1998)
Metal Jukebox (1999)
Treasure Chest (2002)
Buried Treasure (2002) (edición limitada)
The Singles Box 85-92 (2006)

Tributos
The Eastern Tribute To Helloween (1999)
The Keepers Of Jericho - A Tribute To Helloween, Part I (2000)
The Keepers Of Jericho - A Tribute To Helloween, Part II (2002)
Trick Or Treat - Live Helloween Tribute (2003)
Troopers Fly Free - Volumen I (2008)

ENLACES EXTERNOS:

No comments:

COMENTARIOS

METAL FANTASY

METAL FANTASY

METAL FANTASY